La felicidad según las zonas erróneas

Continuando con este proceso de investigación de la felicidad según opiniones de diversos autores, vivencias personales y creencias espirituales, hoy el turno es para Wayne W. Dyer, profesor de psicología de la Universidad de St. John de Nueva York y quien escribió el libro “Tus Zonas Erróneas”, una guía para combatir las causas de la infelicidad. Entre diferentes puntos de vista que como en otros casos, no estoy de acuerdo, sí hay cosas interesantes con las cuales me identifico y que quiero compartir con ustedes.

Tus zonas erróneas - Wayne W. Dyer

Tus zonas erróneas – Wayne W. Dyer

Una de las cosas que dice Dyer, es que la sociedad nos ha llevado a crear distinciones entre diferentes tipos de inteligencia que incluso va ligada al estatus de las personas. Es más inteligente el que tiene más títulos académicos o el que más dinero tiene. Lo que no se cuestiona es si la persona que obtiene ese número de títulos y que gana más, ha seguido un camino de felicidad. “El verdadero barómetro de la inteligencia es una vida feliz y efectiva vivida cada día y en cada momento de cada día”. Dice:

Si eres feliz, si vives cada momento, aprovechando al máximo tus posibilidades, entonces eres una persona inteligente. La capacidad de resolver problemas es un aditamento útil a tu felicidad, pero si tú sabes que a pesar de tu falta de habilidad para resolver cierto tipo de cosas puedes elegir lo que te hará feliz, o que, por lo menos, puedes evitar lo que te hará infeliz, entonces se podrá decir que eres inteligente.

En pocas palabras, vive; sé tu mismo; goza; ama.

Algo que repiten diferentes personas que se han puesto a pensar y meditar sobre el tema, es el hecho de que se pueden controlar los impulsos del cerebro. Esto está mucho más desarrollado en el post que hice hace poco, “entrenando la mente para ser feliz”, basado en reflexiones del Dalai Lama y lo seguiré repitiendo en otros escritos. En palabras del autor: “Ninguna otra persona puede meterse dentro de tu cabeza y tener tus pensamientos como tú los experimentas. Eres tú quien controla realmente tus pensamientos, y tu cerebro es tuyo propio, y puedes usarlo como quieras y determines“. La importancia de esto es tomar la decisión de vivir una vida feliz y de aprender a recibir los mensajes de la vida como son, no como los demás creen que son. Un problema siempre será relativo y hay que enfrentarlo sin dejar en esto, toda la energía acumulada, ésta se debe preservar para las cosas más positivas. Todo inconveniente u obstáculo se puede dimensionar adecuadamente para poder ser aceptado y sobrepasado. Esta es labor del cerebro y decisión propia.

Mache, indígena Wayúu que me dio una lección de felicidad hace unos años

Mache, indígena Wayúu que me dio una lección de felicidad hace unos años

Para tomar una decisión como estas, lo primero es amarse a sí mismo. Muchos consejos en la vida, promueven el amor por los demás, pero se saltan el amor propio, tal vez por pensar que es algo egoísta. Pero sin amor propio, no hay amor por el prójimo y se entra en un círculo vicioso donde cada vez se quiere uno menos, por no querer o hacer cosas buenas por el otro. Aceptarnos tal y como somos es el principio para la felicidad. “Logras amarte a ti mismo y de pronto eres capaz de amar a los demás, y eres capaz de hacer cosas por los demás al poder dar y hacer cosas para ti mismo primero que nada. Así no tendrás necesidad de artimañas para amar y dar. No lo harás porque esperas retribución o gratitud sino por el auténtico placer que sientes al ser generoso y amante”. Para vivir en armonía con el mundo, lo primero es entender que no estamos solos y que somos seres sociales por naturaleza. Si queremos ser felices, necesitamos también de los demás y la mejor forma de atraer la buena energía de las personas es entregándoles siempre nuestra mejor energía, sin esfuerzo, sino con pleno convencimiento. Esta es otra decisión personal y mental.

La felicidad de viajar

La felicidad de viajar

Si bien es cierto que cambiar es difícil, ya sea cambios organizacionales en el caso de una empresa o bien, cambios a nivel de la persona, es importante tomar la decisión de hacerlo. Excusas hay de todo tipo. La decisión de no perdonarse a uno mismo por un error del pasado, es algo recurrente. Que si no hubiera hecho esto, no hubiera pasado lo otro. Si le hubiera dicho esto en vez de eso, etc. Estamos llenos de remordimientos pasados que deben quedar en el pasado. Es importante aprender a pasar la página, eso sí, aprendiendo siempre de los errores para no volver a cometerlos.”No es la experiencia del día de hoy lo que vuelve locos a los hombres. Es el remordimiento por algo que sucedió ayer, y el miedo a lo que nos pueda traer el mañana. La culpabilidad y la preocupación son quizá las dos formas más comunes de angustia en nuestra cultura. El no triunfar en algo que trataste de hacer no implica tu fracaso como persona. Se trata simplemente de no haber logrado el éxito en esa tarea específica y en ese momento presente”.

Muhammed, Fez - Marruecos

Muhammed, Fez – Marruecos

La capacidad intelectual, entonces, está claro que no se mide en títulos o en dinero, se mide en la capacidad de controlar la mente. Cuando se logra manejar el cerebro, se puede encontrar el camino de la felicidad. Siempre habrá problemas, las tristezas nunca se desaparecerán, es parte de la vida. Llorar, reír, amar, sufrir, son cosas de la naturaleza del ser humano y social. Uno puede vivir amargado por todo lo negativo o vivir fuerte y agradecido por las cosas positivas de la vida. El cambio, a pesar de no ser fácil, es bueno, al menos casi siempre lo es. Hay que darle sabor a la vida; con humor, aceptando las cosas malas y en lo posible riéndose de ellas y de los errores que se cometen en el día a día. Es la única manera de progresar. La decisión de vivir una vida feliz, es propia. Cada quien decide en qué momento hacerlo y cómo hacerlo. Aprovechando la época y siendo este mi propio método, invito a que viajen. Al viajar, estamos más abiertos a sensaciones, sentimientos y sorpresas. Más aún cuando estamos cerrando un año, lo ideal es empezar uno nuevo con propósitos y ojalá esa gran meta, sea ser cada día más felices.

“Vive todo lo que puedas; no hacerlo es una equivocación. No importa mucho lo que hagas siempre que tengas tu vida. Si no has tenido eso, ¿qué has tenido?…

… El momento apropiado es cualquier momento que uno aún tiene la suerte de tener… ¡Vive!

Palabras de Henry James, citadas por Wayne Dyer en su texto.

Jorge Bonilla

Thanks for installing the Bottom of every post plugin by Corey Salzano. Contact me if you need custom WordPress plugins or website design.