Equilibrio cuerpo – mente y felicidad

Osho es un espiritualista hindú, definido como un místico contemporáneo, que se ha convertido en un líder para muchas personas en su búsqueda de la paz interior. Es un personaje controvertido y controvertible, exótico, extraño. Ha escrito un importante número de libros acerca de diferentes cuestiones donde expresa su visión de la vida, de la religión, del ser humano, de la sociedad, del sexo, del cuerpo, etc. Leyendo uno de sus libros “El equilibrio cuerpo – mente”, encontré una mezcla de ideas donde logré identificar algunas cosas que me parecieron interesantes para compartir en este post.

Osho

Osho

La inteligencia del cuerpo. Así titula el autor el primer capítulo de su libro. Es además donde encuentro una estrecha afinidad entre sus múltiples proposiciones. El cuerpo está perfectamente hecho, es un milagro de la vida y de la evolución. Cada parte está perfectamente conectada. Los órganos cumplen cada uno su función para garantizar la vida. De los alimentos, extrae lo que necesita para estar saludable y funcionar correctamente. El corazón palpita y se distribuye la sangre por cada zona, cada órgano, cada músculo. Tenemos emociones y sensaciones que nos hacen sentir dolor, alegría, desdicha, amor, etc. La mente no es más que el cerebro que está hecho con una arquitectura perfecta, controlando desde aquí la voluntad de las personas. Todo ser humano tiene la misma máquina y puede hacer en general, las mismas cosas. Es por esto que este órgano vital debe ser utilizado y gestionado de manera inteligente. Una buena dieta, equilibrada, nutritiva, sin químicos (en la medida de lo posible), hará que funcione mejor. Deporte, sexo y una vida feliz y equilibrada es un gran complemento. Evitar sustancias que alejen la mente del cuerpo, será beneficioso también. “Escucha a tu cuerpo. El cuerpo no es tu enemigo. Cuando este dice algo, hazle caso, porque el cuerpo tiene una sabiduría propia. No lo molestes, no te concentres en la mente”.

Srish, amiga mía aquí en el resort de Osho

Srish, amiga mía aquí en el resort de Osho

En cuanto al sexo, este místico considera que si bien se ha tomado por tabú o como algo indebido, es un ritual para el cuerpo. Este debe ser amado primero por su dueño y luego por su pareja. No está mal tener sexo y disfrutar de este, ni para hombres ni para mujeres. El problema es cuando se engaña a la pareja, cuando se es desleal con la otra persona. Eso no está bien. Pero el sexo bien hecho, disfrutado al máximo por cada uno, es un acto que más que físico, es también natural y espiritual. Conversando con una amiga, Srishati Singhal, dueña de una agencia de viajes en la India y seguidora de Osho, me comentaba que para ella el sexo es ceremonioso. El cuerpo humano es perfecto y se le debe dar ese calificativo siempre. Cuando se practica, comúnmente se le quita la importancia que tiene el hecho de entrelazarse dos cuerpos perfectos, no como un placer instantáneo sino como el disfrute de cada instante. Cada quien vive la sexualidad según lo quiera y desee, es algo personal como también son los límites que se tengan al respecto. Es una experiencia más espiritual que realmente física.

En su libro, Osho no solamente busca alabar el cuerpo sino que está directamente conectado con la mente y se debe buscar el equilibrio (entre la mente y el cuerpo), no como dos entidades separadas la una de la otra, sino como una sola. La mente controla al cuerpo y por lo tanto, cuando nos sentimos enfurecidos, podemos controlarlo para no actuar con violencia. Si sentimos tristeza, podemos llorar o buscar un refugio. Pero lo más importante es entender cómo funciona. Con la ira o el dolor, el cuerpo se queda sin aire y debemos respirar y mandarle oxígeno a los órganos. Aquí radica la importancia de aprender a hacerlo profundamente y no dejar que el cuerpo domine la mente. Lo mismo con cualquier otro acto. “Si respiras hondo es imposible que surja la ira. Si respiras hondo de forma consciente la ira no podrá expresarse. Necesita un tipo diferente de respiración”. La mente domina al cuerpo. Uno decide ser feliz o no serlo. Uno decide transformar un dolor en un motivo para seguir luchando o en una depresión. Cada quien decide acercarse a alguien bueno o a alguien malo. Ser deportista, bailar, leer, compartir con amigos y familia, es una elección. No se trata de no sentir tristeza, sino de apreciarla como parte de la vida y que sin estos momentos de dolor, tampoco se logrará valorar la alegría. Llorar en algunos momentos es tan bueno como reír. Aquí surge entonces la meditación.

Hombre pintando en el Resort de Osho - Fotografía de Srishati Singhal

Hombre pintando en el Resort de Osho en Pune India – Fotografía de Srishati Singhal

La meditación es algo que se aprende y para hacerlo, lo mejor es salir de la rutina (aunque lo ideal es que la misma se vuelva parte de la rutina diaria). Viajar a algún lugar donde se pueda tener tranquilidad y libertad para sentir es la mejor opción. Puede ser tan lejos como cerca de casa, lo importante es encontrar el ambiente adecuado. Personalmente yo disfruto de las cascadas en medio de la naturaleza. Retirarme a un lugar entre las montañas, sentir el agua cargada de energía positiva, en un lugar rodeado de verde, en medio de la combinación de olores propios de la mejor fuente de vida. En el momento en que uno se dedica única y exclusivamente a sentir, a concentrarse en el sonido del agua, en el viento, en toda esa carga que entra por los poros del cuerpo, en la respiración, cómo entra y sale por la nariz. Se puede percibir que se están eliminando las toxinas del cuerpo. En ese momento, liberamos los problemas y podemos hablar con nuestro cuerpo mucho más fácil. Osho ha creado un lugar en la India, llamado “International Meditation Resort” para facilitar esta labor en las personas. Así como Osho, pronto ofreceré viajes de felicidad a diferentes lugares del mundo y asimismo, crearé una red de alojamientos donde la gente pueda expresar su felicidad de diversas maneras, a través del arte, la escritura, la música, el yoga, etc. Este proyecto seguramente tardará un buen tiempo pero seguro será una realidad.

Viviendo un encuentro con el cuerpo, los sentidos y la naturaleza

Viviendo un encuentro con el cuerpo, los sentidos y la naturaleza

“El único deber que tienes es el de ser feliz. Has de ello una religión. Si no eres feliz, entonces algo debe de fallar en lo que sea que hagas, y hace falta un cambio drástico. Deja que la felicidad decida. <<Soy un hedonista.>> La felicidad es la única norma que debe tener el hombre”. Estas palabras de Osho me llevan a estar de acuerdo con él. Una vida no puede depender de la acumulación de dinero como objetivo final, tampoco el trabajo puede ser el centro del mundo. Somos una sociedad viviendo en un planeta que cambia día a día. Existen crisis, la economía sube y baja constantemente, los intereses y diferencias políticas, religiosas, ideológicas, económicas, desatan guerras todos los días. Hemos olvidado, como sociedad, lo que es el motivo de la vida, la vida feliz. Recientemente el presidente de Uruguay, José Mujica, daba un discurso en la ONU, consciente de lo que ha sucedido con el mundo pero entendiendo que debe cambiar, generando una gran reflexión en la vida de las personas. La felicidad y la armonía deberían ser la más grande prioridad.

En fin, grandes líderes espirituales del mundo, religiosos y personas que han investigado sobre el tema y en diferentes áreas de la ciencia, han mostrado y demostrado lo importante que es la felicidad y el equilibrio. Si bien Osho es controvertido en muchas cosas y en realidad estoy en desacuerdo con muchos de sus postulados, él manifiesta su intención por ser cada día más feliz y es en este sentido como se ha hecho famoso, logrando un sinnúmero de seguidores. Aquí estoy de acuerdo con él. No importa su orientación ideológica, política o religiosa, de cada líder y de cada autor, busco extraer lo que para mí es necesario para ser feliz y lo comparto con ustedes. Creo que cuando leemos, investigamos y hablamos de felicidad, nos programamos la mente para ser felices. Estamos tomando una decisión y lo más importante de todo es no dejar eso en teoría, sino actuar y vivir esa vida.

Jorge Bonilla

About these ads

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s